viernes, 10 de enero de 2014

¿CÓMO PODEMOS LEER MEJOR?


     1.- ¿Qué es leer?
      Leer es digerir, incorporar, es sedimentar, convertir en piel, hacer absolutamente tuyo lo que viene siendo dado para enriquecerte, para tu alimento intelectual, espiritual y humano; leer es “engordar”, es dialogar con su autor, es ponerse en actitud de escuchar, de comprender y de responder. Es contratar los propios ideales con los del autor. Sólo se lee bien cuando se entiende lo que el autor quiere expresar; entender requiere reflexión y esfuerzo mental.

      2.- Por qué leer? Ventajas del niño lector.-
      Hay que situar la lectura como una actividad más de nuestro/a hijo/a, como una parte de su vida. No todos los niños y niñas se inclinan de manera natural a la lectura. Incluso podríamos afirmar que el común no se entrega fácilmente a ella. Pero es indispensable que la ejerciten dentro de unos mínimos.

     Para nuestros hijos, la lectura tiene grandes ventajas:
    • Pueden gozar y contemplar realidades que otros vivieron y dejaron escritas.
    • Aumenta su vocabulario, mejora su ortografía y hace su lenguaje más fluido.
    • Amplía sus horizontes, poniéndose en contacto con otros lugares, gentes y costumbres.
    • Aumenta su creatividad, pues recrea lo leído.
    • Desarrolla una capacidad de juicio, de análisis y de espíritu crítico.
    • Cuenta con una fuente de entretenimiento y distracción gratificante y divertida. Es “cambiar horas de hastío por horas deliciosas”.
    • Tiene más fácil el desarrollo de los valores morales y estéticos, pues contará con modelos a quienes admirar.
    • Desarrollan su sociabilidad haciendo fácil la identificación con los personajes.
    • Previene el fracaso escolar y desarrolla una buena capacidad lectora.

      3.- Las cuatro operaciones que hacemos cuando leemos.-
      a) Reconocer las palabras y comprender su significado.
      b) Entender las ideas, el mensaje del autor y su pensamiento.
      c) Elaborar el pensamiento del autor y contrastarlo con el propio.
      d) Evaluar lo leído. Cuando se ha captado lo que el autor quiere decir, se acepta, se rechaza o se matiza a partir de la propia opinión.

     Un buen lector es el que lee deprisa, comprendiendo lo que lee. Por eso las cualidades del buen lector se refieren a los aspectos fundamentales de la lectura: la velocidad lectora y la comprensión lectora.

      4.- Diagnóstico inicial de lectura.-
    • Lectura silábica (SILA): ca-pe-ru-ci-ta-e-ra-u-na-ni-ña.
    • Lectura vacilante (VACI): consiste en no atender a los signos de puntuación, repetir palabras o frases ya leídas, y detenerse en algunas palabras para deletrearlas.
    • Lectura corriente (CORRI): es una buena lectura con rapidez adecuada, buena pronunciación de las palabras y atención a los signos de puntuación.
    • Lectura expresiva (EXPRE): es la que tiene todas las cualidades de la lectura corriente, más la expresividad. Leer con expresividad supone saber subir o bajar la voz, dar un ritmo a lo que leemos, hacer pausa..., en realidad, es saber “interpretar” lo que leemos.

      5.- La velocidad lectora. Cómo mejorarla.-
      Por velocidad lectora se entiende el número de palabras que se pueden leer en un determinado periodo de tiempo. La velocidad lectora se mide en palabras por minuto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario