martes, 28 de enero de 2014

REPARTO DE FRUTA

Estimadas familias:

Este miércoles, jueves y viernes repartiremos fruta nuevamente entre nuestro alumnado. En esta entrega tomaremos manzanas, peras, uvas, mandarinas y naranjas, repartidas durante los tres días, por lo que han de traer un plato y un tenedor de plástico junto con servilletas de papel.

Os recordamos que el consumo de fruta debe de ser un complemento al desayuno habitual que toman en casa o traen al colegio.

Por favor, comuniquen al tutor/a correspondiente si su hijo/a es alérgico/a a alguna fruta o verdura.

¡Gracias!

El Equipo Directivo.

lunes, 27 de enero de 2014

AGRADECIMIENTOS

Queremos agradecer la colaboración de las mamás que, de forma totalmente desinteresada, han colaborado con su arte y buen hacer a que nuestra biblioteca sea cada día más bonita y un rincón de lectura acogedor para todos los niños y niñas de nuestro Cole. ¡MUCHAS GRACIAS, MAMIS!


Anabel Delgado, mamá de Nadia El Oirghi Delgado (2º A) y Soraya El Oirghi Delgado (1º A).



Esther Melguizo, mamá de Esteban Moreno Melguizo (infantil de 3 años A) y Luna Moreno Melguizo (2º B).

miércoles, 15 de enero de 2014

MOTIVACIONES PARA LEER MEJOR

     1º.- Leer con los ojos:
     La mayor parte de nosotros estamos acostumbrados a leer “pronunciando lo que leemos”.
     El hecho de pronunciar, “frena” la rapidez lectora.

     DOS CIFRAS SORPRENDENTES:
     - El lector silencioso puede leer veintisiete mil palabras por hora.
     - Si este mismo lector tiene que hacerlo en voz alta, podrá leer unas nueve mil palabras a la hora.

     ¿POR QUÉ LEER RÁPIDAMENTE?
  • Porque a mayor rapidez, mayor es la comprensión lectora.
  • No se trata de batir “récords”, sino de leer lo más rápido posible, tratando de comprender también lo más rápido posible.
  • Vocalización: Es mover los labios y pronunciar en voz baja, lenta y penosamente.
  • Labialización: Movimiento de labios y ojos sin emitir sonidos.

     ¿CÓMO EVITAR “CUCHICHEAR” LAS PALABRAS?
  • Colocarse un lápiz en la boca.
  • Colocar el índice y el pulgar sobre la garganta y cuidar que no se produzca ninguna vibración.

     Evitar retrocesos inútiles en la lectura.

     Si os encontráis con algún vocablo desconocido, lo mejor es seguir leyendo. Ocurre frecuentemente que el texto que sigue aclara el significado de la palabra desconocida.
     “A sus doce años, Miguel estaba aún tocado por la onicofagia. Esta manía consiste en roerse las uñas; es bastante común entre los niños, pero en Miguel alcanzaba caracteres inquietantes”.

¿Qué hubiera ocurrido si nos hubiéramos parado a mirar en el diccionario la palabra onicofagia?

     ¿Cómo evitar retrocesos en la lectura?:
  • Controlando el tiempo (cronómetro).
  • Tapando progresivamente las líneas con una hoja de papel.
  • Fabricarnos una falsilla.

     2º.- Un ojo adiestrado.-

     Estamos en la estación esperando a un amigo... A lo lejos lo divisamos. “¡Allí está!”. No hemos podido distinguir sus cabellos rizados, ni sus ojos azules, ni sus zapatos del 46...
     Lo hemos distinguido por su perfil, por su conjunto.
     El buen lector reconoce las palabras por su conjunto, no necesita examinar los rasgos de cada letra.
     Cada palabra, al igual que las personas, forman un conjunto único que nos permite identificarlos sin equivocarnos. Cuantas más palabras captemos de una vez, mejor COMPRENDEMOS.

     EL LECTOR ADIESTRADO RECONOCE LAS PALABRAS POR SU CONJUNTO.

     3º.- Ojo panorámico o gran angular.-
     Cuando un fotógrafo desea captar con su máquina una gran “vista panorámica”,... ¿ qué hace? Coloca en su máquina un gran angular.
Médicos especialistas de los ojos han constatado que el ojo no se desplaza de forma seguida a lo largo de una linea, sino A SALTOS, con paradas o fijaciones. A mayor n´umero de fijaciones por un renglón, menor velocidad.
     En cada uno de estos saltos, el ojo capta palabras y se desplaza de nuevo para captar otras..., por lo tanto el que un lector pueda leer más rápido que otro depende de la cantidad de palabras que pueda abarcar en cada fijación, lo que supone menor número de detenciones por línea.
     Las experiencias realizadas han demostrado que un buen lector capta de un solo golpe más palabras que un lector lento. Mientras el primero puede leer de cinco a diez palabras, el segundo sólo percibe una o dos.

     PARA MEJORAR LA LECTURA ES NECESARIO AMPLIAR EL ÁNGULO DE VISIÓN.

     Cuántas más palabras captemos de una vez, mejor comprenderemos. El ritmo personal puede mejorarse ya que depende, fundamentalmente del ejercicio.

     4º.- Memoria fiel.-
     Parece extraño incluir este apartado en la lectura eficaz, cuya finalidad es mejorar la lectura; pero sin memoria no se podría comprender lo que se lee.
     En efecto, cuando se termina de leer las últimas palabras de una frase, es indispensable que aún se recuerden las primeras palabras leídas, de lo contrario, la frase quedaría sin sentido.

     UNA BUENA LECTURA DEBE IR ACOMPAÑADA DE UNA BUENA MEMORIA.

     5º.- Anticipación.-
En boxeo o en el fútbol, “anticiparse” es intuir por dónde puede venir el golpe o cuál va a ser la trayectoria del balón.

     Anticiparse en la lectura es intuir la continuidad del texto.

     “Los indios se acercaban lanzando gritos de guerra. Con ademán rápido, el cowboy sacó su ...”.

     ¿Qué palabra se ha quitado? Seguro que se nos habrá ocurrido que pudiera sacar su cartera o su pañuelo. El mismo contexto nos da pautas para encontrar la palabra que falta.
     Otra cosa importante que nos permite anticiparnos es el perfir, la imagen de las letras que forman la palabra completa.
     Ser capaz de anticiparse, facilita la lectura. Cuando esto ocurre, el lector no necesita detenerse en las palabras, sino que pasa la vista por encima de ellas y, por tanto, la lectura se hace más veloz.

     6º.- Trucos para mejorar la lectura: comprensión lectora y velocidad lectora..
COMPRENSIÓN LECTORA:
     a) Leer las ideas, no las palabras: Las palabras son el soporte, las “fundas” de las ideas; hay que deslizarse a través de ellas para encontrar el mensaje que encierran.
     b) Cuidar el vocabulario: Consultar el diccionario, hacer un fichero de palabras nuevas.
     c) Fijarse en los gráficos, los esquemas y las ilustraciones: No se incluyen para que haga bonito, sino para entender mejor el texto.

     VELOCIDAD LECTORA:
     La velocidad lectora puede mejorar hasta un 50%. Para lograrlo es preciso:

     a) Esforzarse por leer con la mayor rapidez posible. No hay que temer si se pierde algo de comprensión al principio. Hay que leer lo más rápido posible y tratando de retener sólo las ideas principales.

     b) Ajustar la velocidad a la dificultad del texto.

    c) Leer de forma activa y sin pronunciar, buscar ideas. Corregir la vocalización y la labialización.

     d) Reducir el número de fijaciones, paradas que hace la vista a lo largo del texto.

     e) Suprimir las regresiones. Volver sobre lo leído.

RESUMEN

     1.- Para una buena lectura eficaz hay que ejercitar la vista y eliminar los obstáculos que la frenen.

     2.- Al leer, dividimos mentalmente las líneas de un texto en grupos de palabras: el buen lector es el que realiza menos divisiones y más palabras abarca en cada una.

     3.- El gusto por la lectura puede llegar a perderse cuando no se evitan frenos como la vocalización o labialización al leer mentalmente.


     4.- Existe una clara relación entre velocidad de lectura y comprensión que varía según el tipo de lectura.

martes, 14 de enero de 2014

PLAN DE CONSUMO DE FRUTA EN LAS ESCUELAS ANDALUZAS

     Un año más la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, en su afán de fomentar el consumo de frutas y hortalizas entre los escolares (ya lo lleva haciendo desde el curso escolar 2009/2010) pone a disposición de los niños y niñas este Plan que tiene como objetivos, entre otros, incrementar y consolidar la proporción de frutas y hortalizas en la dieta infantil, contribuir a la mejora de los hábitos alimenticios e institucionalizar en los colegios la semana de las frutas y hortalizas.
     Para ello, este año se le va a hacer entrega a los niños y niñas de nuestro cole durante el segundo y tercer trimestre de este curso, en las siguientes fechas, a modo orientativo. Cuando se vayan acercando, ya se concretarán con más precisión:

1ª entrega: Enero/febrero:
     - Macedonia con uva, manzana y pera.
     - Naranja ecológica.
     - Mandarina ecológica.
2ª entrega: Febrero/marzo:
     - Zumo de naranja.
     - Fresas.
     - Manzana roja.
3ª entrega: Marzo/abril:
     - Gazpacho o melón.
     - Fresa.
     - Pera.
4ª entrega: Abril/mayo:
     - Melón o gazpacho.
     - Sandía.
     - Manzana amarilla.

viernes, 10 de enero de 2014

¿CÓMO PODEMOS LEER MEJOR?


     1.- ¿Qué es leer?
      Leer es digerir, incorporar, es sedimentar, convertir en piel, hacer absolutamente tuyo lo que viene siendo dado para enriquecerte, para tu alimento intelectual, espiritual y humano; leer es “engordar”, es dialogar con su autor, es ponerse en actitud de escuchar, de comprender y de responder. Es contratar los propios ideales con los del autor. Sólo se lee bien cuando se entiende lo que el autor quiere expresar; entender requiere reflexión y esfuerzo mental.

      2.- Por qué leer? Ventajas del niño lector.-
      Hay que situar la lectura como una actividad más de nuestro/a hijo/a, como una parte de su vida. No todos los niños y niñas se inclinan de manera natural a la lectura. Incluso podríamos afirmar que el común no se entrega fácilmente a ella. Pero es indispensable que la ejerciten dentro de unos mínimos.

     Para nuestros hijos, la lectura tiene grandes ventajas:
    • Pueden gozar y contemplar realidades que otros vivieron y dejaron escritas.
    • Aumenta su vocabulario, mejora su ortografía y hace su lenguaje más fluido.
    • Amplía sus horizontes, poniéndose en contacto con otros lugares, gentes y costumbres.
    • Aumenta su creatividad, pues recrea lo leído.
    • Desarrolla una capacidad de juicio, de análisis y de espíritu crítico.
    • Cuenta con una fuente de entretenimiento y distracción gratificante y divertida. Es “cambiar horas de hastío por horas deliciosas”.
    • Tiene más fácil el desarrollo de los valores morales y estéticos, pues contará con modelos a quienes admirar.
    • Desarrollan su sociabilidad haciendo fácil la identificación con los personajes.
    • Previene el fracaso escolar y desarrolla una buena capacidad lectora.

      3.- Las cuatro operaciones que hacemos cuando leemos.-
      a) Reconocer las palabras y comprender su significado.
      b) Entender las ideas, el mensaje del autor y su pensamiento.
      c) Elaborar el pensamiento del autor y contrastarlo con el propio.
      d) Evaluar lo leído. Cuando se ha captado lo que el autor quiere decir, se acepta, se rechaza o se matiza a partir de la propia opinión.

     Un buen lector es el que lee deprisa, comprendiendo lo que lee. Por eso las cualidades del buen lector se refieren a los aspectos fundamentales de la lectura: la velocidad lectora y la comprensión lectora.

      4.- Diagnóstico inicial de lectura.-
    • Lectura silábica (SILA): ca-pe-ru-ci-ta-e-ra-u-na-ni-ña.
    • Lectura vacilante (VACI): consiste en no atender a los signos de puntuación, repetir palabras o frases ya leídas, y detenerse en algunas palabras para deletrearlas.
    • Lectura corriente (CORRI): es una buena lectura con rapidez adecuada, buena pronunciación de las palabras y atención a los signos de puntuación.
    • Lectura expresiva (EXPRE): es la que tiene todas las cualidades de la lectura corriente, más la expresividad. Leer con expresividad supone saber subir o bajar la voz, dar un ritmo a lo que leemos, hacer pausa..., en realidad, es saber “interpretar” lo que leemos.

      5.- La velocidad lectora. Cómo mejorarla.-
      Por velocidad lectora se entiende el número de palabras que se pueden leer en un determinado periodo de tiempo. La velocidad lectora se mide en palabras por minuto.

LA LECTURA


Es la actividad de mayor importancia en el estudio, por la estrecha correlación que existe entre lectura y rendimiento escolar.

Comprensión y velocidad lectora.-
Es conveniente conjugar los dos factores: velocidad y comprensión. De nada nos vale tener una gran velocidad lectora si no nos enteramos de lo que estamos leyendo.
El ser un buen lector (alta velocidad y comprensión), no se consigue en poco tiempo, ni con una reglas exactas; depende del ejercicio continuado. Para ello, recomendamos:
    • Buscar siempre la idea principal.
    • Aumentar el vocabulario:
        - Leer mucho.
        - Usar el diccionario frecuentemente.
        - hacer un “diccionario personal”.

¿A qué se debe la lentitud lectora?:
    • Falta de ejercitación: leer poco.
    • Escasa familiaridasd con las palabras.
    • Seguir la lectura con el dedo o con la cabeza, lo cual implica excesivas fijaciones: seis o más por línea.
    • Vocalización o pronunciación en voz alta.
    • Distracciones: mientras se lee, se está pensando en cosas ajenas al estudio y continuamente se necesita volver atrás.

¿Cómo mejorar la velocidad lectora?:
    • Controlar de forma frecuente la velocidad lectora. Para calcularla basta con dividir el número de palabras leídas entre el tiempo empleado en minutos.
    • Hacer ejercicios para reducir el número de fijaciones.
    • Aplicar alguna técnica sencilla para mejorar la velocidad: las tres páginas, la postal,...

CARTA A LAS FAMILIAS Y AL ALUMNADO DEL COLEGIO


Me dirijo a usted para presentarle la convocatoria del Programa FAMILIAS LECTORAS para el presente año académico. La Consejería de Educación ha dictado unas Instrucciones sobre el tratamiento de la lectura para el desarrollo de la competencia lingüística en todos los centros educativos públicos que imparten Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria, además de otras instrucciones referentes a la organización y el funcionamiento de las bibliotecas escolares de todos los citados centros públicos. De ahí la especial relevancia que adquiere en la presente edición nuestro programa.

La educación es el resultado del esfuerzo conjunto de las familias y del centro educativo. Así lo reconoce la LOE cuando en su artículo 118.4 recomienda que, “a fin de hacer efectiva la corresponsabilidad entre el profesorado y las familias en la educación de sus hijos, las Administraciones Educativas adoptarán medidas que promuevan e incentiven la colaboración efectiva entre la familia y la escuela”. Siguiendo esta recomendación, ampliamente desarrollada en la sección 1ª del capítulo IV de la LEA, nuestro centro propone a las familias de nuestro alumnado el Programa FAMILIAS LECTORAS, que pretende dinamizar la colaboración entre las familias y los centros educativos en aspectos fundamentales del proceso de enseñanza-aprendizaje, como son el de avivar en niños y niñas, y jóvenes el gusto por la lectura, y el de mejorar su comprensión lectora.

La empresa es de capital importancia, pues se refiere al desarrollo de una competencia básica fundamental, que va a influir de un modo determinante en su desarrollo personal y en su futuro académico y laboral. Por todo ello, les animamos a participar activamente en este programa, conscientes de la importancia de la colaboración de padres y madres en el proceso educativo de sus hijos e hijas.

Por este motivo, si están ustedes interesados en participar, además de ponerse en contacto con nuestro centro, donde les ampliaremos esta información, pueden firmar el compromiso de participación que les adjuntamos con esta carta y entregarlo al tutor/a de su hijo/a a la mayor brevedad posible.




Fdo.: Juan Ignacio Domínguez,                                        Vº Bº Pilar Rico,
Coordinador del Programa.                                               DIrectora del Colegio.